Maldito (o bendito) lío

Publicado en eldiario.es, blog Desde el Sur
El resultado de las elecciones autonómicas y municipales ha dejado un escenario político más fragmentado que nunca. Un modelo más plural y con aire fresco, celebran los optimistas, en el que las mayorías absolutas son una reliquia, los ciudadanos toman la voz y frente al autoritarismo se impone el diálogo constante, la transparencia y la ejemplaridad como forma de gobernar. Un sistema inestable y explosivo, previenen de su lado los agoreros, que anticipan un Congreso de los Diputados ingobernable, presidentes del Gobierno sostenidos por cinco o seis partidos con exigencias tal vez irreconciliables, estrategias cortoplacistas y, en definitiva, un esquema a la italiana, caldo de cultivo de chantajes políticos o, peor, de corrupción.

Tengan razón unos u otros, o si nos quedaremos en el medio, lo cierto es que el panorama obliga a cambiar la forma de hacer política de una manera que ni los antiguos ni tampoco los nuevos actores han practicado nunca en una España marcada por el bipartidismo desde los orígenes de la democracia. Todo apunta a que no habrá demasiados acuerdos estables entre partidos, con el habitual reparto de consejerías o delegaciones, sino apoyos puntuales que van a obligar a un cierto contorsionismo político y a la negociación permanente. Un nuevo tiempo que genera ilusión, y también interrogantes. Entre otros, lo que pasará estas próximas semanas y meses.

>>Sigue leyendo en eldiario.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s